Hablamos mucho de que las matemáticas están por todas partes. Sí, somos muy pesados con eso. Pero la respuesta inmediata de la gente corriente y andante es: “pues yo no las veo”, “pues a mí no me consta”, “pues yo no las utilizo cuando voy a comprar al súper”, “yo no sabía de las cuentas de mi marido”, … Algo está pasando. O están y no se ven, por lo que Iker Jiménez podría hacer un programa entero de ello, o están pero no sabemos verlas, por lo que deberíamos ir al oftalmólogo de la lógica.

Quizás sea un poco de cada, como todo en la vida, una escala de grises, pero si hay un método que aparece en cada momento de nuestras vidas, si hay un Presidente en funciones de lo que más se utiliza en matemáticas es la Regla de Tres.

La Regla de Tres es sencilla, intuitiva, básica, casi todos la sabemos hacer, pero aún así he visto situaciones en las que no se aplica y ayudaría a salvar un festín, una noche romántica, un trabajo o simplemente una noche solitaria jugando al Fifa… Hay momentos que por pereza o por no relacionar las matemáticas en lo mundano, no utilizamos este método que aprendimos en la Primaria.

Recordemos:

A unidad de medida 1 => X unidad de medida 2.

B unidad de medida 1 => Y unidad de medida 2.

Entonces A*Y=X*B, o X=A*Y/B.

Ya estamos con las explicaciones enrevesadas… Pero en el fondo sabemos de qué trata esto: si 3 personas comen 2 pizzas, 6 personas comen 4 pizzas. Proporcionalidad, señores.

Pero imaginemos a los de MasterChef, que lo hacen todo por inducción como los matemáticos y nunca lo dicen. O, más sencillo, imaginemos que tenemos una receta secreta de familia para 2 personas y tenemos otro número de comensales, con alta peligrosidad de quedar insatisfechos. Pues usemos la Regla de Tres.

Cocinemos.

Tengo esta receta…

Para 3 personas:

A gramos de ingrediente 1.
B  cucharadas de ingrediente 2.
C mililitros de ingrediente 3.

Si ahora tengo una noche romántica, y no queremos llenarnos mucho que bloquea las hormonas y mmm tenemos 2 comensales, entonces la receta debería ser:

Para 2 personas:

A*2/3 gramos de ingrediente 1.
B *2/3 cucharadas de ingrediente 2.
C*2/3 mililitros de ingrediente 3.

 Es muy sencillo y llevamos toda la vida haciéndolo, pero os dejo este cálculo online para adaptar vuestras recetas al número de comensales que tengáis ese día en casa. [CP_CALCULATED_FIELDS id=”6″]

Como Bonus Track, después de este código html tan bonito, os dejo la canción de La Regla De Tres que mal-versioné en Las Mañanas de RNE, con Alfredo Menéndez, donde una canción infantil como La Vida Es Así, de “Érase una vez la vida…” se convierte en una regla que usamos sin parar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *